Qué ver en Cuenca – Los imprescindibles si viajas por España

casas colgantes en cuenca

Cuenca es una ciudad ubicada en las montañas en el centro este de España, comunidad autónoma de Castilla La Mancha.

Fue fundada por los árabes y mantiene su histórica ciudad amurallada con empinadas calles de adoquines y ruinas de castillos medievales. De esta muralla solo quedan restos en diferentes lugares. En el año 1200 fue conquistada por Alfonso VIII, transformándola en una ciudad cristiana, por lo que podemos encontrar una mezcla de las diferentes culturas dejadas sobre la ciudad con el paso del tiempo.

Esta ciudad se encuentra en una montaña de piedra caliza donde se localizan las famosas casas colgantes, que parecen flotar sobre el barranco, y que fueron uno de los elementos para que Cuenca fuera designada patrimonio de la humanidad.

Desde antes de entrar en la ciudad ya se puede disfrutar de su vista y observarla como suspendida desde las rocas hacia el barranco, desafiando a las alturas.

Cuenca, patrimonio de la humanidad

En el año 1996, la “Histórica ciudad amurallada de Cuenca” fue declarada Ciudad Patrimonio Mundial por la Unesco, con los siguientes lugares: recinto intramuros, Barrio del castillo, Barrio de San Antón y Barrio Tiradores.

La ciudad de Cuenca se divide en dos zonas bien diferenciadas: la ciudad antigua y la ciudad nueva. El recorrido del día de hoy será dedicado a la ciudad antigua ya que consideramos que tiene mayor encanto.

El conjunto urbano de la ciudad antigua es de carácter predominantemente medieval y se desarrolla a lo largo de un longitudinal eje empinado, que va de puerta a puerta de la ciudad. Es decir de la puerta de entrada a la puerta de salida de la antigua ciudad amurallada.

sitios imperdibles de cuenca

La Puerta de Huete es la primitiva entrada baja de la ciudad, subiendo por la pendiente hacia arriba se llega a la Puerta del Bezado en los límites altos del castillo que fue residencia de Alfonso VIII.

Para hacer el recorrido, nuestra recomendación es iniciar desde el Barrio del Castillo, punto más alto de la ciudad y desde donde se aprecian unas vistas impresionantes de la ciudad que animan a ir descendiendo la misma y recorriendo cada uno de sus icónicos lugares que la hacen Patrimonio de la humanidad.

Son muchos los lugares a visitar algunos de los que no deben faltar en su recorrido por su trascendente significado están:

1. Barrio del Castillo

Desde este lugar se consiguen unas impresionantes vistas de la ciudad observando a lo lejos las casas colgantes, el puente de San Pablo, el convento de San Pablo.

Además se puede disfrutar del entorno natural en que se encuentra y las curiosas formas geológicas que la rodean.

El elemento principal de este lugar es el castillo de Cuenca que fue el lugar de residencia de Alfonso VIII.

Este Castillo había sido árabe inicialmente y Alfonso VIII lo transformó en una fortaleza de la que quedan ruinas como algunos torreones y parte de la muralla.

2. El Arco de Bezudo

Es otro de los elementos más importantes que se encuentran en el Barrio del Castillo.

El arco de Bezudo fue una de las puertas de entrada a la ciudad amurallada, un escudo con Toisón aún puede apreciarse en el arco.

A un lado de la muralla hay unas escaleras que llevan a la parte que se conserva del castillo desde donde se consiguen unas vistas espectaculares sobre la ciudad que lo convierten en uno de los miradores más famosos.

Los alrededores de las ruinas del Castillo también son preciosos y se puede disfrutar mucho paseando entre estas ruinas.

3. Casas Colgantes

Son un conjunto de edificios que se denominan así porque una parte de las mismas sobresalen desde la cornisa rocosa sobre el voladizo.

Fueron construidas entre los siglos XIII y XV. El conjunto permaneció bien conservado durante varias cientos de años, pero en la actualidad, lamentablemente poco queda de esta maravilla arquitectónica que junto con la catedral gótica, contribuyeron a que la ciudad amurallada de Cuenca fuera nombrada Patrimonio de la Humanidad.

Su fachada está compuesta por balcones de madera. Se han visto restauradas en varias oportunidades.

Los únicos tres ejemplos de este tipo de edificaciones que aún perduran son: la casa de la sirena y las dos casas de los reyes.

En una de ellas se ubica el Museo de Arte Abstracto Español, y en otra un restaurante que ofrece comida de la región.

Esto pudo darse gracias a que a principios del siglo XX el ayuntamiento las compro para evitar su destrucción, pues el paso de los siglos había hecho mella sobre sus muros y se corría el riesgo que se perdieran para siempre.

La entrada es libre. Se realizan visitas guiadas en grupos no mayores a 30 personas y se requiere la solicitud previa de permiso para este tipo de visitas.

qué ver en cuenca

4. Catedral de Nuestra Señora de Gracia

Posterior a la conquista de Cuenca por Alfonso VIII en el año 1200, una de las primeras acciones fue iniciar la construcción de esta catedral para afianzar el proceso de cristianización que se había iniciado.

La catedral se alzó sobre la antigua alcazaba musulmana. Fue la esposa del monarca quien motorizo la construcción de esta catedral en la que participaron arquitectos franceses.

Esta catedral pertenece al estilo Primer Gótico Francés. Eso sí, ha sufrido algunas trasformaciones tanto durante su construcción como en siglos posteriores.

De las transformaciones más destacadas, está la de la fachada principal de estilo neogótico, construida a principios del siglo XX, con elementos originales góticos y barrocos del siglo XVII.

La catedral es una magnífica obra que refleja el paso de la historia por la ciudad de Cuenca, de modo que visitarla es recorrer el paso del tiempo a través de los siglos.

5. Barrio de San Antón

Un mirador único se constituye en este espacio desde donde se puede contemplar la ribera del Júcar y la silueta del barrio de San Antón, constituida por un conjunto de casas encaladas que dan la impresión que están adheridas a la montaña.

Desde aquí también puede disfrutar de la vista de la iglesia de la Virgen de la Luz, sorprendente templo cuyo exterior es muy austero y al adentrarse en el mismo nos sorprende con un estilo rococó.


Al barrio de San Antón se llega a través de un puente, conocido como el puente de San Antón.

6. Torre Mangana

Es uno de los mayores símbolos de la ciudad, su origen se remonta a los tiempos musulmanes de la ciudad. En lo que es la actual Plaza de Mangana, se encontraba el Alcázar musulmán.

El alcázar era la residencia del gobernador musulmán y en las inmediaciones del mismo estaba la judería. En las inmediaciones todavía pueden verse vestigios de los muros que constituían el Alcázar.

torre de mangana en cuenca

Se cree que la Torre de Mangana era una de las torres del Alcázar árabe donde se encontraba una catapulta que defendía los accesos a la ciudad.

Desde sus orígenes musulmanes esta torre ha sufrido múltiples transformaciones hasta llegar a su aspecto actual. La primera Torre de Mangana era de planta cuadrada, según un dibujo de la misma de 1565.

A finales del siglo XVIII sufrió importantes daños por la caída de un rayo que motivaron la intervención arquitectónica de la misma. En 1862 se restauró el remate de la torre.

Es en 1926 que la fisonomía de la torre cambio completamente, el arquitecto encargado de la reforma le dio un giro al estilo neomudejar, revistiendo sus paredes con decoración colorista en yeso.

Es en 1970 que se le da el aspecto con el cual puede verse en la actualidad. Con esta restauración se pretendía recuperar el aspecto original.

7. Puente de San Pablo

Este puente es icono de la ciudad de Cuenca, se levanta sobre el río Huecar. El puente original fue construido en piedra, y madera entre 1533 y 1589 para comunicar el convento de san pablo con el casco urbano.

Este puente se derrumbó y en 1902 se construyó la estructura actual del puente que es de hierro y madera.

Es uno de los lugares predilectos de los turistas para tomarse fotos de recuerdo. Al cruzar este puente nos encontramos con las casas colgantes.

8. Ermita de Nuestra Señora de Las Angustias

Es uno de los sitios más bonitos y de gran impacto espiritual tanto la ermita en sí misma como sus alrededores.

Está ubicada en una preciosa explanada con una frondosa arboleda.

En la ermita esta la virgen de las Angustias, que es la patrona de la diócesis y a la que lo conquenses le tienen gran devoción.

En el siglo XVI se construyó el Convento de los Descalzos y la ermita se quedó dentro del mismo, el libre acceso a la misma cambio porque era un convento de clausura.

Para solucionar este problema se construyó una nueva ermita en los aledaños del convento, esta ermita se quedó pequeña para la cantidad de feligreses que la visitaban, y a finales del siglo XVII se decidió hacer una nueva y más grande, así como también crear un acceso tanto al convento como a la ermita original. La fachada actual de la Ermita es de esta última remodelación.

ermita señora de las angustias en cuenca

9. Convento de San Pablo

Es un antiguo convento de la orden de los dominicos, se encuentra fuera del casco urbano en un promontorio a bastante altura en un paraje de gran belleza, conecta con el casco urbano a través del puente de San Pablo.

10. Ayuntamiento de Cuenca

Es un edificio de estilo barroco construido en el 1760. Con su ubicación cierra la plaza de la catedral por su lado sur.

La fachada principal consta de tres plantas, la primera planta es de arquería abierta, la segunda planta posee división tripartita y en la tercera planta se duplican los vanos.

La fachada posterior da a la calle Alfonso VIII y la puerta principal de acceso está situada bajo el pórtico, lugar clave para atraer todas las miradas.


Y sin más, esperamos que este artículo recopilatorio de los sitios imprescindibles para ver de Cuenca te haya sido de ayuda.

Muchas gracias por pasar a leer y hasta pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.