Qué es el síndrome Burnout y 3 tips para evitarlo

síndrome burnout laboral

Es conocido como burnout al síndrome que sufren los trabajadores que se encuentran quemados en sus trabajos.

Los trabajadores que no están bien en sus trabajos tienen altos niveles de estrés en su cuerpo. Esto es producido porque viven en amenaza constante y les puede afectar notablemente en su estado de salud.

Esta situación se puede detectar en el cuerpo con síntomas como la fatiga crónica, sistema inmunológico débil y desgaste energético entre otros.

A nivel emocional puede producir que se tenga un carácter reactivo, se sienta apatía, desgana, depresión y tristeza. Y a nivel mental que pueda haber una pérdida de concentración y un deterioro cognitivo.

Además de afectar a la salud de los trabajadores, también puede afectar otras áreas como la vida social.

Una persona que sufre burnout al no encontrarse bien,puede aislarse de su entorno y no atender a otras áreas de su vida.

¿Cuáles son los detonantes del síndrome burnout?

Las causas que pueden desencadenar que un trabajador sufra burnout son varias:

  1. Sufrir por estar en un ambiente de trabajo conflictivo entre los compañeros.
  2. No desempeñar funciones en el trabajo que fomenten la auto realización del trabajador.
  3. No desconectar del trabajo en las horas de descanso. Y trabajar muchas horas.
  4. Que se junten conflictos emocionales en el área personal del trabajador con la alta exigencia en el trabajo. Y no saber gestionarlo.

Se pueden tomar algunas medidas para que el burnout deje de afectar la calidad de vida de los trabajadores.

Realmente, como mejor se puede subsanar el estrés crónico que produce el burnout, es haciendo cambios orientados al bienestar del trabajador, tanto en su entorno de trabajo como en su persona.

Aquí te contamos 3 medidas que puede tomar el trabajador para mejorar su estado y no sufrir burnout:

Poner límites a la hora de dedicar tiempo al trabajo y permitirse desconectar por completo.

Tomar conciencia de que el trabajo tiene que tener unas horas asumibles para nuestro cuerpo y que si no sabemos establecer descansos y desconectar por completo, también afecta a nuestro cerebro.

Así que es fundamental,que el trabajador sepa parar cuando toca, y desconectar por completo del trabajo.

Además invertir las horas de descanso en actividades que den bienestar como: salidas a
la naturaleza, deporte o alguna actividad creativa. Y también es necesario estar con total
conciencia disfrutando de amigos y familiares.

Prácticar técnicas como gestión emocional y mindfulness.

El estrés que sufrimos en el trabajo también está ocasionado por como interpretamos los
sucesos.

Por eso es recomendado, practicar la atención plena y la gestión emocional para poder
desenvolvernos en entornos conflictivos y de alta exigencia con resilencia (capacidad de
adaptación a situaciones adversas).

También estas técnicas ayudan a reducir los niveles de estrés en el cuerpo. Practicándolas
bajan los niveles de cortisol y esto produce una mejora de la calidad del sueño, fomenta la
positividad y el buen humor y disminuye el nerviosismo.

Algunas empresas apuestan por implementar actividades saludables para ofrecer este tipo de herramientas a sus trabajadores. Cada vez más se suman a estas propuestas tan valiosas.

Invertir tiempo en desarrollo personal.

Ir a charlas, atender cursos y hacer ejercicios de desarrollo personal ayuda al trabajador a auto conocerse y esto produce poder ajustar su puesto de trabajo a sus propios intereses personales, a sus pasiones y habilidades.

Esto hará que pueda desarrollar lo mejor de sí mismo en la empresa y poder encontrar
motivación en las funciones que desempeñe.


Espero que estos pequeños tips te ayuden a evitar caer en este síndrome que muchos trabajadores sufren.

Gracias por pasarte a leer y… ¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *