10 Razones por las que Viajar es Bueno para tu Salud

Viajar no sólo nos ayuda a combatir la vida sedentaria, viajar también conlleva unos beneficios psicológicos importantes para la salud.

Voy a contarte las 10 razones principales que te harán poner el turismo en tu lista de prioridades. 

1.Potencia tu capacidad para resolver problemas

Inspiración y creatividad, a medida que viajas te vuelves más creativo y eso ayuda a tu forma de ver la vida.

Serás capaz de ver más opciones y cualquier obstáculo que se te presente, será afrontado como una oportunidad de crecimiento.

2.Aumenta tus habilidades sociales y comunicativas

Pues si, a base de tener que relacionarte, mejorarás tus dotes comunicativas, aprenderás a ser más asertivo y fluirás en conversaciones ya que tendrás más recursos para hacerlas muy interesantes.

Siempre que viajas conoces nuevas personas y haces amigos, esto influye en tu salud mental de forma muy positiva.

3.Viajar reduce el estrés y la ansiedad

Hacer un paréntesis de la rutina y las responsabilidades siempre ayuda.

Deja atrás la prisa y los nervios para fundirte con el lugar que estás conociendo, dar pie a las sorpresas del viaje y descansar sin poner ninguna alarma cada noche.

4.Aumenta la empatía

¿Y esto qué quiere decir? Que cuanto más viajes, más facilidad tendrás de ponerte en los zapatos ajenos.

Esto sin lugar a dudas, te hará más positivo y te hará sentir mayor gratitud por lo que tú disfrutas.

Además, tu inteligencia emocional se incrementará y eso repercutirá favoreciendo tus relaciones interpersonales.

5.Un viaje te hace más feliz

Está científicamente probado: la emoción, los nervios y la ilusión por ver qué te encuentras libera las hormonas de la felicidad.

¡No te preocupes y déjate llevar! La serotonina está al mando.

6.Favorece el autodescubrimiento

Al salir de tu zona de confort, aprenderás a observar tu comportamiento fuera de tu entorno seguro.

De esta forma, podrás presenciar cuáles son tus patrones automáticos, tus reacciones, tus respuestas y tu diálogo interno.

Lejos del ruido, se escucha todo mejor, incluido los pensamientos de uno mismo.

7.Te aleja del miedo y las inseguridades

Según vas tomando más experiencia en viajes, vas dándote cuenta de lo poco que necesitas y de lo fuerte que eres.

Eres capaz de solventar situaciones complejas con mayor serenidad, atreverte a probar experiencias nuevas, hablar con desconocidos y desafiar viejos miedos.

8.Das mayor maleabilidad a tu cerebro

Estás en un constante aprendizaje porque mantienes despierta tu atención.

Cuando estás de viaje, te enfocas en conocer, curiosear y descubrir, lo cual hace que estés más predispuesto a aprender cosas nuevas y tu cerebro lo recibe muy positivamente.

9.Abre tu mente

Amplías tus horizontes y tus miras. Cuando viajas, descubres que formas parte de un gran todo, aprendes a relativizar en tu vida cotidiana y encuentras que hay vida más allá de tus zapatos.

¡Qué grande es el mundo! Y cuántos diferentes estilos de vida y culturas existen en él…

10.Aprendes a atesorar experiencias, no cosas materiales

Comienzas a entender de qué va eso del desapego.

Viajando te liberas de muchas cargas innecesarias y al final, en tus recuerdos priman los momentos, las sonrisas cómplices, las aventuras…

Las figuritas o las camisetas con el nombre del lugar no sirven para mucho, porque recordar una sola vivencia te conmueve el alma y ese objeto no lo consigue.

¿Quieres darte un viaje? Te animo a que mires qué tenemos planeado para ti haciendo clic en el botón de aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *